ROI vs LTV ¿en qué se diferencian?

Recientemente he leído algunos artículos que hablaban de estos dos conceptos, ofreciendo unas definiciones muy alejadas de lo que son en realidad. De hecho, incluso algunos hablan de ellos como algo totalmente diferentes, cuando en realidad, los dos conceptos se utilizan para “el mismo propósito”.

Sigue leyendo

Advergame Review: El món d’Espriu

El món d’Espriu es un Advergame impulsado por L’Obra Social “la Caixa” y el Departamento de Cultura de la Genaralitat de Catalunya inspirado en la obra del escritor Salvador Espriu.

Advergame World - Aleix Risco - Advergame - Món d'Espriu 06 Sigue leyendo

Reflexiones #01: ¿Videojuego o Videojuguete?

Después del post sobre el Sistema de Formas de Keith Burgun «Videojuegos – Sistema de Formas de Keith Burgun» vuelvo a preguntarme «otra vez» ¿qué es un videojuego? porqué tengo la sensación que se llama videojuego a cualquier producto interactivo que ofrezca interactividad y entretenimiento.

Juego vs Juguete

Debemos partir de la base que no es lo mismo un juego que un juguete. Un juego «según la RAE» es un ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde. Es decir depende de la existencia de reglas y, además, estas son conocidas, aceptadas y cumplidas por los jugadores. Asimismo, detrás de un juego siempre hay una finalidad, una meta impuesta por el propio juego que determinará ganadores y perdedores según se haya logrado «o no» el objetivo.

Por otro lado, la definición de juguete es mucho más amplia y libre porqué es un objeto que sirve para entretenerse, sin más. Esta definición puede parecer un poco vaga porqué cualquier objeto puede ser un juguete, desde una caja de cartón hasta un coche teledirigido.

 Ahora bien, ¿en que se diferencia un juego de un juguete?

Desde mi punto de vista un juego es un concepto abstracto, intangible, que no se puede tocar como lo podemos hacer con un juguete. Un juego en su esencia son reglas. Por ejemplo, un tablero con fichas no tiene ningún “valor” como juego porqué no es un juego. Lo que convierte un tablero con fichas o una baraja de cartas en un juego son sus reglas. Por otra parte un juego también tiene una meta, concediéndoles a sus jugadores el estatus de ganadores o perdedores. En cambio un juguete no tiene reglas y es libre de usarse como uno quiera. De hecho, la magia de los juguetes es que pueden ser cualquier objeto «al fin y al cabo su finalidad es entretener». Además, un juguete no convierte a ningún jugador en ganador o perdedor precisamente por su carencia de reglas.

¿Es posible convertir un juguete en un juego?

Desde este punto de vista no, porqué un juguete es un objeto y un juego es un concepto abstracto que no se puede tocar. Ahora bien, ¿se puede usar un juguete para realizar un juego? Sí, de hecho la mayoría de los juegos conocidos requieren de elementos físicos para desarrollarse; el ajedrez, el parchís, la brisca, etc. todo dependerá que el juguete incluye unas instrucciones en el cual se detallen una meta y unas reglas para elegir ganador o perdedor. En cierto modo, un juguete no puede convertirse en un juego pero si formar parte de sus mecánicas de juego.

Advergame Wolrd - Juego vs Juguete-01

¿Videojuego o Videojuguete?

En el sector de los videojuegos no existe esta distinción entre juego y juguete porqué todo lo llamamos videojuego, dando por hecho que todo es un juego. No obstante, la dejadez de los matices y la despreocupación del sector en crear, elegir y consensuar un vocabulario específico no ha sido ningún problema hasta que han empezado a llegar «tal y como lo han llamado la misma prensa especializada» “videojuegos experimentales” «yo incluso he llegado a leer “no-juegos”» como Dear Esther o Proteus. Estos ejemplos de “videojuegos experimentales” «o para mi, en este caso, mundos virtuales» no proponen ningún ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde, ya que sólo ofrecen «haciendo referencia a sus posibilidades cuantitativas y no cualitativas» la posibilidad de explorar un entorno virtual sin ningún objetivo y sin ninguna interactividad in-game. Por ejemplo, en Dear Esther se narra una historia mediante pequeños fragmentos que aparecen sin un orden lógico y en Proteus el jugador vive diferentes cambios climáticos y estacionales en un mundo único durante su exploración. Ante estos productos electrónicos e interactivos ¿como debemos reaccionar?

Advergame World - Proteus- Juego vs Juguete (2)

Desde mi punto de vista llamarlo a todo videojuguete seria más correcto que llamarlo videojuego ya que no todos los videojuegos son juegos pero si todos los videojuegos son juguetes. Es más, se puede hasta dudar del uso de la palabra videojuego si lo catalogamos como un concepto abstracto.

Advergame World - Sistema de Formas de Keith Burgun (Juegos)-01

De las cuatro formas de videojuegos que Keith Burgun propone en su Sistema de Formas sólo dos de ellos se podrían considerarse un juego; el concurso y el juego. Es decir, desde este punto de vista Minecraft «sobretodo el modo creativo» no se podría catalogar como un videojuego sino como un videojuguete porqué carece de objetivo y reglas.

Keith Burgun – Sistema de Formas (Videojuegos)

El Sistema de Formas de Keith Burgun es un modelo para definir y clasificar los videojuegos mediante un sistema secuencial. Esto se puede explicar mediante un “sistema de cajas” en que se añaden nuevos elementos y atributos para obtener nuevas y evolucionadas formas respecto su forma predecesora.

Este sistema reúne un total de 4 formas: Juguete, Puzle, Concurso y Juego.

Advergame World - Sistema de Formas de Keith Burgun (G)-01

Juguete: Es la forma primaria. En este grupo se encuentra cualquier cosa interactiva que carezca de objetivos. Es un videojuego libre, para jugar y para explorar. Esta forma da cobijo a productos tan dispares como Minecraft, cualquier simulador e incluso a productos como Art Academy.

Puzle: Esta forma se obtiene añadiendo una meta a un juguete. Es decir, se incorpora un objetivo, una solución. Debo aclarar que en esta forma siempre habrá un ganador pero no un perdedor. El objetivo/solución es único: salvar la princesa/matar el monstruo/etc. No hay perdedores porqué siempre se puede cargar la partida para intentarlo de nuevo una y otra vez hasta lograr el objetivo final, ya sea recorrerse un escenario lleno de enemigos o descifrar los enigmas de los rompecabezas. El videojuego termina una vez logres el objetivo o encuentres la solución del problema. Un ejemplo de esta forma es la saga del Profesor Layton de Nintendo DS.

Concurso: Se obtiene un concurso añadiendo competición a los puzles. En esta forma ya tenemos un ganador y un perdedor porqué se incluye un sistema de puntuación que clasifica a los jugadores según sus habilidades, ya sean motrices o cognitivas. En este grupo no hay decisiones.

Juego: La última forma es el juego y se obtiene añadiendo una toma de decisiones en los concursos. Los ejemplos más claros para esta forma se encuentran en cualquier videojuego de estrategia: Age of Empire, Starcraft etc.

¿Que os parece el Sistema de Formas de Keith Burgun? Mi opinión la daré en los próximos días y ya aviso que traerá (mucha) polémica… eso si, mi critica siempre es constructiva.