Reflexiones #03: ¿Ha disminuido el Free-to-play la calidad de los videojuegos?

Con este titulo me imagino que muchos ya habréis pensado: “Vaya, ¡otra opinión en contra del modelo Free-to-Play!” o “Mirad, ¡otro Hardcore Gamer cabreado!” pero lo siento, no voy a hablar sobre la calidad «buena/mala» de los videojuegos con modelo Free-to-Play sino de la percepción de los jugadores sobre la calidad de los videojuegos.Advergame World - Aleix Risco - Supercell - Clash of Clans

Sigue leyendo

Anuncios

Reflexiones #02: El inconveniente de usar anglicismos

Si hay algo que tiene la lengua inglesa que admiro mucho es el hecho de crear palabras nuevas con una facilidad asombrosa. Nunca antes había visto usar tantos anglicismos en nuestro vocabulario cotidiano y gran parte del éxito proviene de esta facilidad en crear neologismos.

En un contexto de progreso tecnológico esta facultad permite que la lengua inglesa se introduzca a nuestro vocabulario de un modo apabullante. Un ejemplo muy claro y cercano es el propio título de este blog «también conocido como ciberdiario/bitácora», llamado Advergame World. Advergame proviene de Advertising «anuncio» y Game «juego» y viene a definir un videojuego publicitario, así de simple.

Otro ejemplo es el termino “web”. La palabra web traducida al castellano es telaraña. En este caso lo que nosotros llamamos «o deberíamos llamar, porqué sí existe un termino en castellano» ciberespacio, en inglés lo resuelven con un simple web. Composición vs Analogía.

Ahora bien, ¿por qué es buena la lengua inglesa en la elaboración de neologismos? ¿dónde radica su éxito? Creo que uno de los éxitos más importantes de la penetración de sus neologismos proviene de la economía del lenguaje, es decir, mucha información en palabras cortas. Web, blog, Advergame, son un ejemplo de ello. Ahora se ha popularizado la palabra selfie o, lo que es lo mismo, autorretrato fotográfico.

Advergame World - Aleix Risco - Pokemon Selfie

Ahora bien, ¿es bueno para el vocabulario científico y divulgativo el uso de estos neologismos? Desde mi punto de vista tiene sus ventajas pero también sus desventajas, como por ejemplo la traducción que hacemos de estos anglicismos y, de lo que es peor, del significado que le otorgamos.

Por ejemplo, en el sector de los videojuegos utilizamos el termino Social Games «¿Videojuegos Sociales?» para referirnos a los videojuegos ubicados en Redes Sociales «que por cierto, es un término que no lo utilizamos correctamente» como Facebook. Social Games define perfectamente el proceso de creación de  un neologismos pero esta facilidad de “fabricación” también tiene sus inconvenientes al hacer la traducción a nuestra lengua. ¿Acaso Mario Kart no puede ser «o es» un Videojuego Social «Social Game»?

Advergame World - Aleix Risco - Mario Kart 8

Cualquier videojuego que permita la interacción entre dos o más jugadores es un Videojuego Social. Es más, el concepto de “juego social” es mucho más viejo que Facebook e incluso que los videojuegos. Grandes ejemplos de juegos sociales son el Juego de la Oca o el Parchís «imagino que en otras culturas o países tendrán otro nombre distinto», juegos que permiten la interacción de dos o más jugadores. Es más, muchos animales mamíferos también juegan en grupo y también tienen sus propios juegos sociales, la mayoría de ellos para fomentar el aprendizaje entre los más pequeños.

Volviendo al tema que nos ocupa. Esta adaptación de nuevos neologismos puede ser peligrosa si no se usa de un modo correcto o si hacemos interpretaciones erróneas de su significado. En este caso la economía del lenguaje puede jugar en nuestra contra ya que a menudo se pierden matices por el camino, algunos de ellos esenciales. En el caso del Social Games, lo que es social no es el videojuego sino su actividad. Ahora es mucho más fácil hacer público nuestra actividad de juego gracias a Facebook pero mucho antes que apareciera Facebook los videojuegos ya eran sociales.

Reflexiones #01: ¿Videojuego o Videojuguete?

Después del post sobre el Sistema de Formas de Keith Burgun «Videojuegos – Sistema de Formas de Keith Burgun» vuelvo a preguntarme «otra vez» ¿qué es un videojuego? porqué tengo la sensación que se llama videojuego a cualquier producto interactivo que ofrezca interactividad y entretenimiento.

Juego vs Juguete

Debemos partir de la base que no es lo mismo un juego que un juguete. Un juego «según la RAE» es un ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde. Es decir depende de la existencia de reglas y, además, estas son conocidas, aceptadas y cumplidas por los jugadores. Asimismo, detrás de un juego siempre hay una finalidad, una meta impuesta por el propio juego que determinará ganadores y perdedores según se haya logrado «o no» el objetivo.

Por otro lado, la definición de juguete es mucho más amplia y libre porqué es un objeto que sirve para entretenerse, sin más. Esta definición puede parecer un poco vaga porqué cualquier objeto puede ser un juguete, desde una caja de cartón hasta un coche teledirigido.

 Ahora bien, ¿en que se diferencia un juego de un juguete?

Desde mi punto de vista un juego es un concepto abstracto, intangible, que no se puede tocar como lo podemos hacer con un juguete. Un juego en su esencia son reglas. Por ejemplo, un tablero con fichas no tiene ningún “valor” como juego porqué no es un juego. Lo que convierte un tablero con fichas o una baraja de cartas en un juego son sus reglas. Por otra parte un juego también tiene una meta, concediéndoles a sus jugadores el estatus de ganadores o perdedores. En cambio un juguete no tiene reglas y es libre de usarse como uno quiera. De hecho, la magia de los juguetes es que pueden ser cualquier objeto «al fin y al cabo su finalidad es entretener». Además, un juguete no convierte a ningún jugador en ganador o perdedor precisamente por su carencia de reglas.

¿Es posible convertir un juguete en un juego?

Desde este punto de vista no, porqué un juguete es un objeto y un juego es un concepto abstracto que no se puede tocar. Ahora bien, ¿se puede usar un juguete para realizar un juego? Sí, de hecho la mayoría de los juegos conocidos requieren de elementos físicos para desarrollarse; el ajedrez, el parchís, la brisca, etc. todo dependerá que el juguete incluye unas instrucciones en el cual se detallen una meta y unas reglas para elegir ganador o perdedor. En cierto modo, un juguete no puede convertirse en un juego pero si formar parte de sus mecánicas de juego.

Advergame Wolrd - Juego vs Juguete-01

¿Videojuego o Videojuguete?

En el sector de los videojuegos no existe esta distinción entre juego y juguete porqué todo lo llamamos videojuego, dando por hecho que todo es un juego. No obstante, la dejadez de los matices y la despreocupación del sector en crear, elegir y consensuar un vocabulario específico no ha sido ningún problema hasta que han empezado a llegar «tal y como lo han llamado la misma prensa especializada» “videojuegos experimentales” «yo incluso he llegado a leer “no-juegos”» como Dear Esther o Proteus. Estos ejemplos de “videojuegos experimentales” «o para mi, en este caso, mundos virtuales» no proponen ningún ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde, ya que sólo ofrecen «haciendo referencia a sus posibilidades cuantitativas y no cualitativas» la posibilidad de explorar un entorno virtual sin ningún objetivo y sin ninguna interactividad in-game. Por ejemplo, en Dear Esther se narra una historia mediante pequeños fragmentos que aparecen sin un orden lógico y en Proteus el jugador vive diferentes cambios climáticos y estacionales en un mundo único durante su exploración. Ante estos productos electrónicos e interactivos ¿como debemos reaccionar?

Advergame World - Proteus- Juego vs Juguete (2)

Desde mi punto de vista llamarlo a todo videojuguete seria más correcto que llamarlo videojuego ya que no todos los videojuegos son juegos pero si todos los videojuegos son juguetes. Es más, se puede hasta dudar del uso de la palabra videojuego si lo catalogamos como un concepto abstracto.

Advergame World - Sistema de Formas de Keith Burgun (Juegos)-01

De las cuatro formas de videojuegos que Keith Burgun propone en su Sistema de Formas sólo dos de ellos se podrían considerarse un juego; el concurso y el juego. Es decir, desde este punto de vista Minecraft «sobretodo el modo creativo» no se podría catalogar como un videojuego sino como un videojuguete porqué carece de objetivo y reglas.